tratamiento

 

TRATAMIENTO DE LA INCONTINENCIA

Recomendaciones generales para el tratamiento de la incontinencia urinaria:

Existen diversas estrategias para controlar y hasta tratar de curar la incontinencia. La estrategia a utilizar debe hacerse de acuerdo con los síntomas y signos que presente cada paciente.
En algunos casos, este padecimiento se mejora dejando de consumir alimentos o bebidas que contengan cafeína y alcohol, evitando también bebidas gaseosas, cítricos y edulcorantes artificiales, que son estimulantes de la diuresis (polaquiuria).

En otros, da resultado ir en varias oportunidades al sanitario en poco tiempo, para evacuar la orina y de esa manera, aumentar paulatinamente, el lapso entre cada visita al sanitario, concretando el objetivo que la orina pueda ser retenida en la vejiga por varias horas, como normalmente tiene que ser.

tratamiento
Otros Tratamientos
 
 

Tratamiento de la incontinencia con ejercicios:

Si la incontinencia se debe a debilidad del esfínter, existen algunos ejercicios que favorecen su fortalecimiento. A continuación se describe uno de ellos:

1) contraer durante segundos el esfínter del ano (los músculos del ano), como si se quisiera evitar el movimiento intestinal (deposición).
2) Luego de un corto período de relajación muscular, se repite la contracción referida en el punto anterior).
3) Este proceso de contracción-relajación debe hacerse unas 20 veces corridas, varias veces al día. Este ejercicio brinda tonificación a la musculatura esfinteriana.

Motor de búsquedas sobre farmacología

También se puede adoptar otro tipo de ejercicio, que se divide en 4 movimientos diferentes:
1) Acostado boca arriba, con las piernas ligeramente flexionadas y separadas se levantan las caderas hacia arriba. Hay que repetirlo 10 veces seguidas.
2) En la misma posición, hay que realizar abdominales, acercando las manos a las rodillas. Es importante que las piernas sigan flexionadas para causar daño a la columna. Hay que repetirlo 10 veces.
3) Hay que colocarse en posición del gato, es decir, de rodillas, apoyados sobre las manos. Luego se levanta la zona dorsal y lumbar hacia arriba (como cuando un gato se eriza al encontrarse con un perro). En el momento de realizar este movimiento hay que inspirar. Cuando se vuelve a la posición anterior hay que espirar, es decir cuando la cintura se acerca el piso. Hay que repetirlo 10 veces seguidas.
4) Sentarse con las piernas juntas y apretándolas fuertemente, luego relajar los músculos contraídos, desde los muslos hasta las rodillas. Hay que repítelo 10 veces seguidas.

Otros tratamientos de incontinencia

En las mujeres menopausicas, la terapia de reemplazo hormonal con parches de estrógenos puede mejorar la incontinencia urinaria.
Otros tratamientos recientes, consistieron en aplicar electrodos en la vejiga y el recto, y de esa manera lograr una estimulación eléctrica en la musculatura lisa. Además, se ha intentado también con lo que se ha llamado bio-retroalimentación (que podría semejarse a la autosugestión) y que ha dado mejores resultados que algunos medicamentos en mujeres con incontinencia mixta o urgente.

Un grupo de médicos urólogos, intentaron en el año 1993, de manera experimental, la aplicación de inyecciones de colágeno alrededor de la uretra y del esfínter, práctica que fue siendo mejorada a través de los años y que en la actualidad, está dando resultados positivos.
Pero existen otros casos, lamentablemente donde ninguno de estos procedimientos ofrece alivio, especialmente en los casos severos, debe recurrirse al tratamiento quirúrgico para colocar un implante artificial, o con tejido muscular del mismo paciente, con el fin de hacer que la uretra permanezca cerrada hasta que la vejiga se llene.

Tratameintos medicos aconsejados:

Como se describió anteriormente, los cambios en algunos hábitos resultan positivos en un grupo amplio de pacientes que sufren incontinencia urinaria, en aquellos que se necesita un tratamiento más a fondo, es necesario recurrir a medicamentos, que por supuesto tienen que tener prescripción y control médico.
A continuación, se detallan los más importantes:
Anticolinérgicos: indicados para la vejiga hiperactiva, pues reduce la excitabilidad de este órgano.
Propiverina y tolterodina: desarrolladas y puestas en el mercado recientemente, actúan de forma similar a los medicamentos anteriores, pero con mejores perspectivas respecto de los efectos colaterales. Tolterodina ha sido probada con promisorios resultados en numerosos pacientes.
Capsaicina: indicada para vejiga hiperactiva y en pacientes con esclerosis múltiple.
Análogos de capsaicina: actúan sobre las fibras nerviosas y están siendo probados actualmente.
Duloxetina: mejora la función del esfínter y reduce las contracciones de la vejiga.

 

tratamiento farmacologia

 

tratamientos+incontinencia

Tratamientos incontinencia

 

tratamiento
tratamiento
www.farmacologia2.com.ar - Todos los contenidos se encuentran debidamente registrados
tratamiento